¿Quién soy yo y quién quiero ser?

Estamos seguros que te has preguntado muchas veces “quién soy yo y quién quiero ser“. El problema viene en que muchas veces encontrar las respuestas no es nada fácil. Si las estás buscando, este post te puede ayudar.

También te puede interesar: ¿Cómo cambiar tu vida?

Es posible que alguna vez hayas sentido que lo que piensas, lo que sientes y lo que haces no coinciden y te cuesta identificarte con la persona que ves en el espejo cada mañana.

Te preguntas “¿Quién soy yo?” y se te ocurren muchas respuestas o ninguna.

La filosofía, la psicología y otras ramas de la ciencia tratan de dar una respuesta a esta pregunta, sin embargo, la respuesta está en nuestro interior y requiere un profundo conocimiento de nosotros mismos y de nuestras virtudes y defectos.

Cómo saber quién soy yo

Vivimos en una sociedad en la que todo se mueve muy rápido y no dedicamos tiempo a nosotros mismos, sin embargo, para poder responder a la pregunta “¿Quién soy yo?” es preciso parar un momento reflexionar y dedicarnos a pensar en nosotros. A continuación, te proponemos algunas claves para saber quién eres realmente:

¿Vives la vida que deseas?

Muchas personas viven una vida en la que no son felices, pero temen cambiar y se esconden tras una máscara por miedo a sí mismos y a la opinión de otras personas. Por eso, lo primero que te tienes que preguntar es si te gusta la vida que vives y si la respuesta es negativa, es hora de pensar qué cambiarías.

“¿Quién soy? Estoy tratando de averiguarlo”.

-Jorge Luis Borges-

Newsletter

Apúntate a nuestro boletín de noticias para no perderte las novedades del blog.

- ¡Compártelo!    

Para salir de esa zona de confort en la que nos sentimos cómodos, pero no avanzamos, es preciso superar el miedo y darnos cuenta de que la vida es única y que nos merecemos ser nosotros mismos y vivir como deseamos.

Pregunta a las personas que te quieren

Nos hacemos una imagen de nuestra persona que no se corresponde con la realidad y una de las mejoras formas de averiguar quién eres es preguntar a las personas que te quieren y te aprecian.

Habla con tus padres, con tus hermanos, con tu pareja o, incluso, con tus compañeros de trabajo y averigua cómo te ven y su forma de responder a la pregunta “¿Quién soy yo?” en relación a tu persona. Analiza las respuestas que te den y verás que tienen cosas en común.

Reflexiona sobre ti mismo

Una reflexión profunda y realista nos puede conectar con nuestro verdadero yo. Piensa con detenimiento en todas tus virtudes y tus defectos y no te mientas a ti mismo. Poco a poco, tendrás clara tu identidad como persona.

“Yo marcho solo con mis leones y la certeza de ser quién soy”.

-Ramón María del Valle Inclán-

- ¡Compártelo!    

Analiza cómo te comportas frente a otras personas, qué es lo que te gusta de tu conducta y qué te gustaría cambiar y, sobre todo, trata de ser objetivo y ver la realidad tal y como es, aunque sea algo cruda.

Lo que crees ser y lo que eres

La respuesta a la pregunta “¿Quién soy yo?” supone que te tengas que enfrentar a la diferencia entre lo que crees ser, lo que eres y lo que deseas ser. Es más fácil evaluar a los demás que a nosotros mismos, por eso la autoreflexión es complicada, pero necesaria.

“Todos me conocen, pocos saben quién soy”. - ¡Compártelo!    

Para dar una respuesta clara y real y saber quién eres como persona, es preciso trabajar la autoestima y conocer todo nuestro potencial, esa será la única forma de conocer nuestros límites, superarlos y tener un crecimiento personal adecuado.

The following two tabs change content below.
Licenciada en Derecho, blogger y escritora. www.aranzazualvaro.com @ArantxaAlvaroF

  • Adri Nerja

    Qué razón tienes Aránzazu, es una pena que el ajetreo de la vida nos haga que nos desliguemos de nuestro ser, que nos olvidemos de quiénes somos en realidad. Esto desconexión no hace más que hacernos sufrir al no vivir una vida con integridad personal.
    Y lo que dices, tendemos a buscar la respuesta fuera, cuando en realidad, todas están dentro de nosotros, aunque tenemos que tener el valor de afrontarlas, porque muchas veces las vemos, pero por miedo, pereza, creencias limitantes, las hacemos a un lado y lo dejamos pasar.
    Comparto este post 😉 y animo a la gente que lo lea, que tome una actitud proactiva y se decida a liderar su vida.
    Un abrazo 🙂