motivación extrínseca

Motivación extrínseca: Qué es y qué factores le influyen

La motivación extrínseca es uno de los tipos de motivación de los cuales todas las personas están sujetas a ella pero que sin embargo la mayoría desconoce su significado. Saber de qué se trata todo esto, te ayudará a conocerte mejor y potenciar tus cualidades.

También te puede interesar: ¿Por qué la motivación y las emociones son tan importantes en nuestra vida diaria?

Reconócelo. Cuando piensas en la motivación, das por hecho que ya lo sabes todo acerca de este asunto.

Crees que solo es una emoción, una ilusión y el ingrediente que te impulsa a no abandonar tus metas.

Sin embargo, aunque en cierta medida tienes razón, no conoces en profundidad la materia.

Es natural. Estas enseñanzas no lo dan en el colegio. Pero afortunadamente hay espacios como este donde podrás aprender, en profundidad, todo sobre este tema tan fascinante.

En esta ocasión, hablaremos de la motivación extrínseca: un tipo de motivación que, aunque ahora mismo no eres consciente de ello, estás sujeto a ella más de lo que te puedes llegar a imaginar.

De hecho, prácticamente todo lo que realizas en tu vida está relacionada con la motivación extrínseca.

Increíble ¿verdad? Entonces ¿cómo es posible que no conozcas su significado? Pues porque nadie te lo había dicho hasta ahora.

Nuestra misión en Positivalia es despertar mentes, abrir corazones y, en definitiva, cambiar el mundo.

Apúntate a nuestro boletín de noticias para no perderte las novedades del blog.

Pero primero empezaremos contigo ¿te parece bien?.

En ese caso, vamos a profundizar sobre la materia.

¿Qué es la motivación extrínseca?

La motivación extrínseca, también conocida como motivación externa, trata de motivar a una persona para que realice una acción determinada a cambio de una recompensa externa.

Esto significa que la persona que tiene que hacer la acción para conseguir la recompensa anunciada, la motivación no le nace desde dentro y, por tanto, es posible que lo haga forzosamente, es decir, que no tiene por qué gustarle la actividad que va a tener que realizar para tener un cambio sustancial en su vida. Tendrá que salir de su zona de confort si quieres lograrlo.

Aunque a simple vista parezca un tipo de motivación contradictorio, muchos expertos en la materia aseguran que la unión entre la motivación extrínseca e intrínseca puede ser la clave del éxito para cualquier persona que decida alcanzar una meta.

No obstante, esta es una conclusión que a día de hoy no se puede consagrar como una verdad absoluta porque hay también un gran porcentaje de expertos que no apoyan esta teoría, por lo que quizás la combinación entre la motivación intrínseca y extrínseca no sea la mejor opción.

De todas formas, conocer esas diferencias te ayudará a que, por lo menos, te conozcas más a ti mismo y el entorno que te rodea.

Ejemplos de motivación extrínseca

Para que puedas entender definitivamente la definición de motivación extrínseca, te vamos a dar algunos ejemplos.

Estamos seguros que una vez los leas, entenderás a la perfección lo que significa este tipo de motivación:

  • Levantarse cada día bien temprano para trabajar
  • Cuando un padre incentiva a su hijo a que estudie a cambio de poder jugar a los videojuegos o con sus amigos en la calle
  • Sacrificar tu tiempo libre para tener un ascenso laboral
  • Hacer deporte por cuestiones de salud
  • Hacer una dieta para perder peso

Estos son algunos ejemplos de motivación extrínseca. Podríamos redactar algunos más, pero consideramos que la esencia del mensaje ha quedado bastante claro.

¿Sabías qué es la motivación extrínseca?