Las grandes claves de la inteligencia emocional en el trabajo

Tradicionalmente, el ser humano se ha definido como un ser racional. Sin embargo, las teorías más modernas de la psicología afirman que deberíamos darle más importancia a capacidades como la empatía y la gestión emocional.

Una de las teorías más extendidas es la de la inteligencia emocional. En ella, pioneros como Daniel Goleman afirman que nuestras capacidades racionales no son lo más importante en nuestro camino hacia el crecimiento personal.

¿Cuál es, entonces, la clave real del éxito?

Sigue leyendo y lo descubrirás…

La inteligencia emocional

Inteligencia Emocional es la capacidad de entender las emociones ajenas, comprender las nuestras propias y gestionar nuestras emociones.

Cualidades como la empatía, el control emocional, la motivación o las habilidades sociales forman parte del espectro de capacidades comprendidas dentro de la Inteligencia Emocional.

Cerebro emocional versus cerebro racional


Si hay algo que define al ser humano es su capacidad de razonar y reflexionar acerca de todo lo que le rodea. Sin embargo, no siempre es así.

En ocasiones, nuestras emociones se adueñan de nosotros, provocando situaciones de malestar.

Todos tenemos dos tipos de inteligencia: la racional y la emocional. Ambas se suelen solapar y, aunque funcionan de manera independiente, una no puede actuar sin la influencia de la otra.

Ingredientes de la Inteligencia emocional

Daniel Goleman, uno de los padres de la inteligencia emocional, afirma que está formada por cinco ingredientes:

  1. Autoconciencia emocional: capacidad de comprender nuestras propias emociones
  2. Autorregulación emocional: habilidad para controlar nuestras emociones
  3. Motivación: capacidad de orientar nuestra energía hacia un objetivo
  4. Empatía: cualidad de entender y vivir como propios las emociones de otras personas
  5. Habilidades sociales: capacidad de dar la mejor respuesta a las demandas sociales de nuestro entorno

La evolución de la Inteligencia Emocional


Daniel Goleman nos habla de la evolución física que ha ido experimentando el cerebro humano. Afirma que en la prehistoria nuestras funciones de supervivencia eran primitivas y se basaban en respuestas simples para mantenernos con vida. Esa es la razón por la que la zona del tallo encefálico, la zona cerebral más primitiva, es la encargada de regular funciones como la respiración, digestión, temperatura corporal…

Con el paso del tiempo, el ser humano fue aprendiendo nuevas maneras de relacionarse y su cerebro fue evolucionando. El sistema límbico, el encargado de regular las emociones, sufrió una enorme transformación.

Hoy día sabemos que el sistema nervioso del ser humano es extremadamente complejo. Tiene una zona específica destinada a gestionar nuestros pensamientos.

la importancia de la inteligencia emocional en el trebajo

La importancia de las capacidades emocionales

Nuestra capacidad para razonar nos permite solucionar problemas, pero…

¿Es este el secreto de la Felicidad?

Daniel Goleman afirma que el Coeficiente Intelectual sólo es responsable del 10-20% del éxito en la vida.

Afirma que lo realmente importante no son nuestras capacidades intelectuales, sino nuestras aptitudes personales.

La Inteligencia Emocional no es fija. Oscila a lo largo de nuestra vida. Por ello, podemos desarrollar nuevas capacidades y habilidades sociales.

De forma muy resumida, Goleman afirma que…

· Se requiere algo más que intelecto para tener éxito en la vida

· La Inteligencia Emocional es la clave del éxito

El test de la inteligencia emocional

Para medir la inteligencia emocional fue necesario crear un test.

Una gran capacidad emocional se ver reflejada en diferentes ámbitos: familia, relaciones de pareja…

¡Incluso se puede valorar la Inteligencia Emocional en el trabajo!

El Test de Inteligencia Emocional de Goleman comprueba nuestro nivel actual en relación con el resto de las personas, y lo pueden realizar tanto adultos como niños.

Las 5 claves de la inteligencia emocional en el trabajo

Podemos afirmar que los aspectos decisivos de la inteligencia emocional en ámbito laboral son:

  1. Conciencia de uno mismo: en un entorno empresarial, ayudaría, por ejemplo, a identificar los primeros signos de estrés
  2. Autorregulación: en el trabajo puede resultar de gran ayuda para gestionar la frustración y evitar conflictos dentro de un departamento o entre varios
  3. Motivación: las empresas que tienen empleados motivados tienen un mejor servicio al cliente, mayor productividad y un nivel superior de compromiso entre sus empleados
  4. Empatía: su incidencia en el clima laboral es determinante para lograr una atmósfera positiva, que favorezca el trabajo en equipo
  5. Habilidades sociales: en el trabajo es la clave hacia la excelencia, gracias a un mayor respeto y asertividad entre compañeros. Además, mejora la comunicación dentro y fuera de la empresa

¿Sabes de alguna empresa donde se respira todo esto en el día a día, de manera habitual, a lo largo y ancho de todos sus departamentos, oficinas y trabajadores?

Te lo digo yo: Finsolutia

Aspectos a tener en cuenta sobre la inteligencia emocional en el trabajo

La inteligencia emocional en el lugar de trabajo es un gran activo, al que ninguna empresa puede renunciar.

Jose Marcelino Pérez @JoseMarcelinoP

Está demostrado que los empleados con una gran inteligencia emocional:

· Cooperan más con los demás compañeros

· Gestionan mejor el estrés en el trabajo

· Resuelven conflictos laborales de manera más eficiente

Según el Informe sobre el Futuro del Empleo del Foro Económico Mundial:

La Inteligencia Emocional será una de las diez habilidades laborales más buscadas en el futuro

El valor que algunas empresas dan a estas habilidades supera incluso a las capacidades técnicas, como reflejan los resultados de una encuesta de Career Builder, en la que destaca:

El 71% valoraba la inteligencia emocional de un empleado por encima del cociente intelectual.
El 75% afirmaba que era más probable que ofrecieran un ascenso a un trabajador con gran inteligencia emocional.
El 59% afirmaba que rechazarían a un candidato con un coeficiente intelectual alto, pero con poca inteligencia emocional.

Una empresa que tiene empleados con gran inteligencia emocional en el trabajo logra que sus empleados desarrollen sus tareas de manera más eficiente.

Esto lo tiene perfectamente integrado en su ADN la empresa Finsolutia.

¿Y sabes qué consigue con ello?

Ser una de las empresas más codiciadas para trabajar.

En su sector este aspecto es de sobra conocido, por lo que mucha gente hace cola para entrar a trabajar con ellos.

¿Te apuntas?

Antes de continuar con el artículo te dejo con un interesante video acerca de la inteligencia emocional en el trabajo:

Inteligencia emocional ¿Cómo afecta a los empleados?

La Inteligencia Emocional ha sido reconocida por su correlación con el éxito en el trabajo y en la vida personal.

En los negocios, las personas con alta Inteligencia Emocional son muy buscadas.

Un trabajador capaz de comprender y gestionar sus emociones y las emociones de las demás personas contribuye enormemente con su empresa, sus características son:

Control de emociones:

Mantiene la calma bajo presión.
Tiene mayor tolerancia a la frustración, y puede mantener discusiones reflexivas sobre temas complicados.

Mejor capacidad resolutiva:

Toma decisiones más acertadas.
Sabe cómo resolver conflictos.
Negocia de forma más eficiente.

Habilidades interpersonales:

Se gana el respeto de los demás.
Gestiona mejor sus relaciones.
Asimismo crea vínculos profundos, tanto dentro como fuera de la empresa.

Mayor autorregulación:

Controla de manera eficiente sus emociones, lo que le sirve para evitar problemas.

Autoconciencia:

Reconoce y comprende sus puntos fuertes, sus áreas de mejora, sus emociones y los efectos que éstos tienen en otras personas.
Por lo tanto, no se ofende fácilmente con la crítica. Aprende y se adapta al entorno.

Motivación interna:

Se motiva a sí misma y persigue objetivos por razones de desarrollo personal y autoestima.

Un empleado con una gran Inteligencia Emocional no tiene problemas para realizar su trabajo bajo presión. Además no se deja llevar por sus sentimientos en los momentos difíciles.

Esta última habilidad es muy valorada por las empresas, por lo que incrementa las probabilidades de lograr un ascenso laboral.

Como hemos visto, la Inteligencia Emocional debe ser fomentada constantemente por los responsables de cualquier empresa. Al hacerlo, se estarán asegurando un elevado nivel de satisfacción laboral entre sus trabajadores, lo que se traduce en mayor productividad, empleados más motivados…

Si quieres leer más artículos relacionados con este post, te recomendamos entres en nuestra sección de inteligencia emocional

¿Por qué las empresas prefieren la inteligencia emocional al coeficiente intelectual?

Ninguna empresa tendría que olvidar esto:

Ser un trabajador emocionalmente inteligente es cada vez más determinante en el mercado laboral.

Asimismo:

No hay ámbito personal o profesional donde las habilidades sociales no sean importantes.

Tener un perfil multidisciplinar, con gran polivalencia, alta autoestima, gran control emocional, proactividad y adaptación al cambio son algunas de las virtudes más codiciadas por las empresas. Estos requisitos encajan en lo que se considera una persona emocionalmente inteligente.

¿Y qué sucede si en la misma organización coinciden varias personas emocionalmente inteligentes?

Pues que estamos ante una empresa emocionalmente inteligente, como es el caso ya comentado de Finsolutia.

¿Qué tiene que hacer una empresa para tener trabajadores con una alta inteligencia emocional?

Hay empresas que no valoran a sus empleados. Sus trabajadores acuden a la empresa por cubrir el expediente. Son personas poco implicadas, que miran constantemente el reloj anhelando la hora de salida. Comunican de manera poco eficiente, resisten mal los momentos de estrés y no se sienten motivados por sus superiores. Normalmente, son empleados poco inteligentes desde el punto de vista emocional.

Al mismo tiempo, hay empresas que SÍ valoran a sus empleados. Sus trabajadores acuden cada día a su trabajo porque se sienten totalmente implicados y comprometidos. Normalmente comunican de manera eficaz, gestionan bien los problemas y se motivan a sí mismos sin ningún problema. Normalmente, son empleados muy inteligentes desde el punto de vista emocional. Finsolutia es una de estas empresas.

¿Qué empresa tiene más futuro?

Es evidente, ¿verdad?

Y para terminar, déjame que te haga una pregunta:

Después de todo lo que hemos hablado acerca de la inteligencia emocional en el trabajo… ¿A quién no le gustaría trabajar en una empresa como Finsolutia?

Artículo escrito por José Marcelino Pérez. Embajador de la Felicidad.

The following two tabs change content below.
Te ayudo a mejorar, de manera definitiva, tu gestión con el dinero y a construir una vida más feliz . Aaaah!!! Y soy Embajador de la Felicidad. Seguro que te preguntas qué es eso.¿verdad? Si tienes curiosidad entra en dineroyfelicidad.com.

Déjanos un comentario ¡Nos encantará!